domingo, 8 de febrero de 2009

La belleza está en el interior

Me quedé un momento mirando sus labios. No paraban de moverse y susurrar delicias que yo escuchaba con absoluta entrega. Volvió a repetir aquello de que la belleza está en el interior, de que lo más importante era lo que nos construía como personas, más allá de lo físico. "No me importa el color de sus ojos, me gusta lo que sus ojos dicen". A ciegas creí en lo que decía, porque lo decía convencido, haciendo con sus palabras sentencias rígidas y verosímiles. Lo miré a los ojos, y le creí. Yo me mostré relajado, entregado a sus reflexiones sinceras y por mí compartidas. Hablamos largo rato, de tantos temas que acabamos perdiéndonos en nuestras propias palabras.
Se hizo tarde. Quedamos en volvernos a ver, días después.
Antes de la nueva cita lo vi por casualidad en un bar. Allí estaba él, cerca de la barra, compartiendo algo más que palabras con un chico cuya belleza no se describe con palabras, cuyos músculos no se abarcan con una simple mano. Y allí estaba yo, observando cómo las sentencias rígidas y verosímiles se convertían en palabras huecas, en discursos vacíos que utilizamos cuando no somos capaces de ser totalmente sinceros. Me vio, me miró a los ojos; al principio se sintió desconcertado, pero después percibí claramente su expresión de satisfacción, de conquista, de ser poseedor de un trofeo inalcanzable para aquellos que sólo guardamos nuestra belleza en lo más profundo de nosotros mismos, tan íntima y tan solitaria.
Si la belleza está en el interior, ¿por qué nunca miran dentro?

Roberto

Una misión divina

Hola a todos. Yo se que el destino me ha dado una misión.....intentar llevar a los otros tres hacia la luz. pero como no se toman la medicación...mi fracaso es patético.

Hoy podriamos comenzar con una pregunta ligera: ¿es posible una relación Murcia-Tel al Viv?
ja,ja,ja..si querido amigo..la respuesta es NO.

Pero claro, luego uno ve los guardaelpaldas de los ministros israelíes...y ahora entiende que son reales y no como decía un amigo mío sobre los modelos de los anuncios de colonias: "Esos tios no existen..¿tú los ves por la calle? ¿A que no? No existen porque los hacen para el anuncio y luego ¡los matan!".
Pues creeme...los israelíes que parecen modelazos...existen!!!!!

En este blog soy el contrapunto del zorrerío, la autodestrucción y la indecisión de mis queridos amigos. Creo en el amor verdadero porque como decía Virgilio: el amor mueve las estrellas.
Más vale un abrazo con cariño..que cualquier otra cosa.

Iremos hablando de este tema.
Un abrazo, Hector.