lunes, 9 de febrero de 2009

Amit (como excusa)

Me cuenta un amigo que conoce a un tio. Le gustó de él que mostrara interés por estar juntos. Pasaron como dos semanas viéndose. Durmieron juntos, abrazados...hubo afecto y cariño. Y sexo, claro. A las dos semanas el otro le dice que no quiere verlo más porque se estaba enamorando y no le apetecía. Lo había pasado mal en una relación anterior y no quería volver a ello.

¿Puede haber una excusa más estúpida para decirle a alguien que no te vas a enamorar de él y que ya no hay más que lo que ha habido (unos polvos)?

El caso es que quiza todos hemos caído en esa trampa de no ser sinceros e inventarnos las excusas más absurdas para decirle a alguien que no te gusta.

Le damos mil vueltas a las historias: nos gusta algo...pero no todo; estamos bien...pero no es exactamente lo que queremos.

¿Amor a primera vista o amor a fuego lento? ¿Cuál es el adecuado?

Algunos dicen que no podemos enamorarnos inmediatamente..que hay que conocerse...que debe pasar tiempo..experimentar. Y muchas veces lo intentamos...

Pero aparece Amit y piensas: "me casaría con él hoy mismo..ahora mismo (luego si no funciona me divorcio...pero hoy me casaba porque...es perfecto". Es todo lo que deseas (para empezar). porque para enpezar sólo pides que te apetecezca mirarlo sin cansarte. Lo miras mientras habla y no existe el resto del mundo. te roza por debajo de la mesa...y te tienen que ingresar en la Arrixaca (mneos mal que tenemos contactos en Urgencias). Y ves la cara de envidia de tus amigos...y te da más gusto (ja,ja,ja).

Y es atento, cariñoso, y te abraza...y los besos no tiene fin. Y no nos apetece estar en un bar lleno de maris, apestados a humo...sino que queremos estar en la cama abrazados. ¿Se puede pedir más? Para empezar no.

Y Amit se va (a bombardear palestinos) pero piensas: "le doy vueltas a otras historias sólo por calentarme la cabeza". Porque cuando aparece algo que te gusta....lo tienes claro. Y lo demás es buscarle patas al gato. Y hay tantas posibilidades de que fracase de que tenga éxito (quiza más)..pero tienes una convicción clara de que quieres en tu vida es un tio "así".

¿Cómo? Pues un tio, normal. Ni mari-fashion, ni demasiado profundo, ni demasiado festero, ni...normal. Que quiere estar dormido abrazado a ti, agarrándote por detrás (que dejémoslo claro..así no duerme ni Dios...pero "sarna con gusto no pica"), con su cabeza en tu pecho...besándote sin parar y sin meterte necesariamente la lengua en la campanilla.

Cuando te enamoras de alguien. y él no de ti....llega esa frase que tanto daño hace: "es que me agobias" o esa otra "no me dejas mi espacio" "o "eres un antiguo....neceistamos ser independientes". Mira....estoy de mari-modernas hasta los "huevos". Esos son como las excusas que el imbecil aquel le daba a mi amigo: no tieen nada claro....y durante un tiempo lo quiere todo. Tenerte....y ver qué más hay por ahí. hasta que se aclare y te de una patada.

Ojalá todos encontrasemos a nuestro Amit. Lo ves y dices con claridad: "me quedo con éste". Ahorrariamnos mucho daño y mucho mareo a quien no se lo merece.

Un abrazo a todos. Héctor

Presentación

Después de mi primera intervención en esta nueva experiencia, hablando sobre las bondades de las bellezas "ocultas", paso a presentarme.
Yo soy Roberto y, como los grandes personajes de la historia (Jaime I, el Conqiuistador o Felipe, el Hermoso) tengo un adjetivo que me identifica. Para mis amigos sería Roberto, el Autodestructivo, pero yo prefiero ser algo más positivo y denominarme Roberto, el REconstructivo. Y no sólo porque evito, dentro de lo posible, la autodestrucción sino que busco en todo momento el lado positivo y construtivo de las cosas. Es cierto que aprendo a base de equivocarme (y lo hago constantemente), pero tamibén es cierto que de los errores es como más se aprende, así que también podría denominarme Roberto, el Gran Sabio, porque mira que he aprendido cosas a base de equivocarme... y sobre todo en lo referente al amor. El amor sería en mi vida como aquella parcela indómita, que se resiste, que se muestra esquiva y doliente. ¿Por qué? Esta es la cuestión. Y ahí está la solución. ¿Por qué son tan difíciles las relaciones humanas? ¿O soy yo el que las hace difíciles? No es tarea fácil resolver estas cuestiones, por eso me revelo de vez en cuando y destruyo lo que he aprendido... pero, con la inteción de volver a construir.

Roberto

Traducción simultanea

No me gustaría estar respondiendo continuamente a los textos de mis amigos en este blog pero creo que al lector le vendrá bien que le traduzca las palabras que tan acertada y poéticament ha escrito mi compañero.

Contaré una historia inventada para que no resulte verosimil pero que cuenta lo mismo y plantea los mismos interrogantes.
Imagina que vas de viaje con tus tres mejores amigos...pongamos a Madrid (que siempre está a mano). Allí uno de tus amigos (un tiazo alto, guapo, de los que impresionan....centrao, cariñoso, culto -pongamos que con un doctorado en Filosofía pa que sea poco creíble-) liga...en el Museo del Prado...con un tiazo de caerte de espaldas....alto, guapo, con una sonrisa de infarto...masculino....cariñoso, encantador...y encima de los que creen en el amor, en los besos sin tiempo, en las caricias, en dormir abrazados....Pongamos que es israelita (por poner algo raro y exótico).
Bueno, tu amigo y el israelita están muy bien..pero resulta que tu congenias con él...(con el israelita). Os reís, habla mucho contigo, tú estás genial, espontaneo, divertido, ocurrente...incluso llegas a ignorar al tio con el que tú ibas porque te encanta el amigo hebreo de tu mejor amigo.

El israelita conecta al final casi más contigo que con tu amigo..pero...con quien se va, al que le da sus abrazos, sus besos, su compañía y su deseo (todo eso que te gustaría tener a ti...no de él...sino de un tio así....) se los da al otro.

¿Por qué? ¿por qué no se ha quedado contigo si has sido encantador, dicharachero, espontaneo, genial si tenias "tantoooo que darte, tantas cosas que contarte..tenia tanto amor....guardado para tiiiiiiii..."?

Por la misma razón por la que tu no te emparejas con tios con los que sabes que están por ti pero a ti no te arrebatan. Tios que no te quitan la paz.

Enamorarse, como el deseo..son incontrolables. No podemos racionalizar eso....si pudieramos...ya estariamos en pareja con alguien que nos "conviene".

Enamorarse puede ocurrir con el tiempo....y tu gracia y salero pueden conquistr a fuego lento y vencer al musculado de belleza chulesca.....pero la mayoría desearán al chulo (lo que no puedes tener).

Qué dificil lo del interior. Simplemente no tenemos tiempo pa apreciarlo...o no tenemos los valores para hacerlo. hay quien no puede apreciar un interior..porque en su escala de valores..no están esos.

Seguiré más adelante con este tema.
Un abrazo (Héctor)