sábado, 28 de febrero de 2009

¿HABRÁ ALGÚN PELUQUERO ACTIVO?

Ésto es como lo del Yeti...que dicen que lo han visto pero no hay pruebas. Si encontraran un peluquero activo (no he especificado homosexual porque....¿hay algún peluquero que no sea gay?) acapararía más portadas que Pe con su oscar y abriría todos los telediarios. Y se forraría claro.

Hagamos un juego de asociación de palabras: yo digo una palabra y tú piensas con qué lo asocias. A ver...PELUQUERO. Te habrá venido a la cabeza mil cosas...pero ¿a que ninguna es "activo"?
Otra, otra: DEPENDIENTE DE ZARA. Lo mismo, ¿verdad?.

Disiento profundamente con mi amigo Franso: hay activos y pasivos puros. Y menos mal.
Me cuenta Enrique que una vez en el vestuario de su gimnasio una cría de éstas de veintipocos, anoréxico, blando, sin sangre, de los que siempre van sonriendo y enseñando los canzolcillos y l mitad del culo se le insinua en el vestuario. Cuando le preguntó su rol sexual éste, el pijamita, le dice con su vocecita de piñón: "Versatil...más pasivo".
Y Enrique y yo pensamos inmediatamente: "¿Versatil más pasivo?...¡¡¡Pasivo, coño!!!!". Si te gusta que te follen...pues dilo!.

Ahora todos son versatiles para disimular que les gusta que les follen a saco.
Desde aquí hago un llamamiento a un mayor reconocimiento social de la pasividad para que muchos pasivos dejen de avergonzarse y clamen a los cuatro vientos que les encanta que les violen, les dominen y los sometan.

Nada tiene que ver tal cosa con la masculinidad, que poca o ninguna relación mantiene con que sufras en silencio...
Todo es cuestión de actitud. Y se tiene o no. Y en la cama igual...hay quien es dominante y otros quien quieren ser dominados siempre. Depende de lo que tengas enfrente, claro.

Un abrazo. Héctor.

SOY WENDY (Cartas de amor y maricas "modernas").

¡Lo que me faltaba! Esto me pasa por leer libros. Si fuera superficial o trabajara en Zara no me pasaría. Leería el SuperPop, viviría en la ignorancia y todo sería "güaydelParaguay". Pero no, leo libros y así me va.

Cae en mis manos "Las mujeres que aman demasiado" y me entero que, además del síndrome de "Peter Pan" (quienes rechazan cumplir años, asumir que ya no son jóvenes y hay que madurar...es decir, la mayoría de los maricas del Temperatura...ese lugar donde el número de veinteañeros descerebrados, anoréxicos y pasivos tiende al infinito) está el síndrome de "Wendy". Las/los "wendys" son tanto hombres como mujeres que "aman demasiado" porque piensan que el otro es un irresponsable y debe protegerlo a toda costa, como Wendy hacía con los niños de Nunca Jamás. ¡Madre mía...soy "Wendy"! y llevo una "porrá" de años sin saberlo.

Tampoco me extraña...con la cantidad de locos y decerebrados que hay...

Los "Peter Pan" disfrazan su inmadurez de amor por la libertad..te piden su "espacio", que no les "agobies"...todo para evitar un compromiso. Y nosotros aguantando eso....y amando demasiado mientras.

¿Pero, cuándo se ama "demasiado"? ?Dónde está el límite de lo adecuado?

Hay maricas que para ocultar su falta de madurez, de compromiso, su egoismo y su incapacidad para amar en resumen, quieren convencernos de que "lo moderno" son los espacios separados, la independencia, no contestar los mensajes, llamarte sólo cuando necesita follar, que le abraces, le des cariño y tu apoyo....pero luego quiere salir con sus colegas, pasar de ti, tener perfiles abiertos "sólo para curiosear"...y si les dices algo es porque les agobias, porque no sabes estar solo...qué hijos de perra!!!

No puedo con las maricas "modernas".

Pero claro, son listos y se buscan "wendys" como novios. es decir, imbéciles que pensamos que queriéndolos mucho van a cambiar y se darán cuenta de que somos lo mejor que ha pasado por su vida (que lo somos y lo seremos). Realmente el problema lo tiene el "wendy"...por subnormal.
Los "modernos "no cambian. Son así..simplemente no te quieren...porque son incapaces.
Pero el "wendy" es un adicto al amor, a amar demasiado y lo fácil no le va. necesita alguien que se lo ponga difícil, lo que a menudo implica enamorarse de quien que no muestra el mismo grado de compromiso ni afecto.
Pero ésto es como el fregar...¡se va a acabar!

Creo que uno de los síntomas de un grado elevado de compromiso son las cartas de amor. Piénsalo..¿quién te ha escrito alguna vez una carta de amor? Quizá sólo quien estaba realmente enamorado de ti.
Cuando nos separamos yo rompí sus cartas porque pensaba que aquellas palabras ya era agua pasada. Y él se llevó todas sus cosas pero se dejó las cartas de amor que yo le escribí. Al releerlas me doy cuenta de que volvería a escribirlas tal cual, palabra por palabra. Y es que los que amamos "demasiado" siempre lo hacemos igual.
hay cosas universales y atemporales...y lo demás son "modernidades" que sólo ocultan ganas de marear a la gente.

Un abrazo. Héctor