viernes, 30 de abril de 2010

Mete, mete... Saca, saca...

Mirad. Voy directo al grano. Cuando estoy chateando con otro tío y me pregunta si soy activo o pasivo me corta el rollo. ¿Es que lo único que hay es la penetración? ¡Qué manera de simplificar el sexo! Todo es polla y culo. Te la meto o me la metes ¿La gente no se ha parado a pensar nunca que hay muchas más formas de tener un contacto sexual que no sea meterla o que te la metan? Vale, da mucho gusto que te follen si eres pasivo o bombear un buen culo si eres activo. Pero, -¡coño!-, algo habrá que hacer antes de llegar a ese punto. Sí, imagino que todos dais por sentado que antes de llegar a la penetración pasáis por los preliminares. Sí, unos preliminares que para mí son fundamentales, sobre todo besar. Porque si estoy liándome con un tío que no me besa bien, apaga y vámonos. Digamos que para mí los besos, bueno, los buenos besos, son el combustible que hace funcionar todo lo demás. Como no me besen bien, -y hay mucha gente que no sabe besar-, tened por seguro que la cosa no va a funcionar y de esa manera ya garantizo que ni penetración ni nada de nada. En fin, desde aquí quiero romper una lanza a favor de los buenos preliminares y desmitificar un poco la penetración, porque creo que hay muchas más formas de que dos tíos lo pasen bien en la cama, sin que ninguno de los dos tenga que poner el culo. Y si no, ¿qué es lo que hacen dos tíos que se gustan y una vez metidos en el ajo, reconocen que ninguno de los dos es pasivo?

Enrique